lunes, 15 de junio de 2015

LAS PROPIEDADES TERAPEUTICAS DE LOS SONIDOS DE LA NATURALEZA







Es de todos conocido que la música tiene propiedades que pueden cambiar nuestro estado de ánimo e incluso incidir en la mejora de nuestra salud. La musicoterapia es la disciplina de la salud, que utiliza el recurso de la música y sus elementos (ritmo, melodía y armonía), entre otros, para promover, prevenir y rehabilitar la salud. La audición de estímulos musicales, placenteras o no, producen cambios en algunos de los sistemas de neurotransmisión cerebral. Por ejemplo: los sonidos desagradables producen un incremento en los niveles cerebrales de serotonina, una neurohormona que se relaciona con los fenómenos de agresividad y depresión.

Pero lo que no es tan conocido de todos, es la manera como  nos influyen los sonidos que sentimos cuando estamos en la naturaleza, y digo sentir que no escuchar !!, porque nuestro oído sólo es capaz de percibir una pequeña fracción de frecuencias que van de los 20Hz a 20.000Hz.
Así pues, cuando estamos tumbados en la playa sobre la arena sintiendo el va y viene de las olas o cuando estamos sentados en el regazo de un pino en medio del bosque sintiendo el gorjeo de los pájaros o cuando paseamos por un camino en medio de los prados y oimos los grillos, sin intención de escuchar, sentimos estos sonidos a través de la epidermis que actúa como un segundo sistema auditivo y tiene la capacidad de captar frecuencias inaudibles a nuestro oído, a través del impacto de las moléculas de aire que viajan en forma de onda.

Eva Julian nos dice: Cada valle, cada playa, cada río .. poseen su propia y peculiar estructura sonora que tiene la capacidad de relacionarse vibracionalmente con nuestro campo armónico produciendo ajustes y reequilibrio, sólo por el hecho de entrar en contacto con nuestra estructura vibratoria.
Si estamos atentos a nuestro estado anímico, podremos constatar los cambios que se producen. Cuando llegamos a la naturaleza, es posible que estemos preocupados, tristes, melancólicos, enfadados, bajos de energía, etc ... pero a medida que van pasando las horas, nuestro estado de ánimo va cambiando para mejorar, estamos más energéticos, alegres, tranquilos o quizás equilibrados.

Yo misma he experimentado muy a menudo la necesidad de salir corriendo de casa, hacia la naturaleza presa de una angustia, de una necesidad primordial, porque mi cuerpo me pedía a gritos este contacto con la naturaleza ... cuando volvía a casa, Mi pila energética estaba cargada y podía seguir con  mi vida cotidiana  hasta que se descargaba y tenía que salir corriendo otra vez, estos fenómeno han  sido una constante en mi vida desde hace años, al principio lo hacía de manera inconsciente, claro yo hacía caso de estos impulsos, era la diferencia entre estar bien o estar histérica ... es un decir, ya me entendéis !!.

Los sonidos de la naturaleza !!
La naturaleza, vive en estado permanente de resonancia armónica con el universo, con la tierra y con todas las manifestaciones de vida. La nuestra incluida!.
El espectro radioeléctrico de la tierra emite un pulso vibratorio que se sitúa aproximadamente en los 7,83Hz, y recibe el nombre de Resonancia Schuman o "ondas transversal - magnéticas". Sorprendentemente la tierra vibra en la misma frecuencia de resonancia que el hipotálamo humano y el de todos los mamíferos terrestres y marinos, que también vibra a 7,83 Hz.

Todos nosotros como seres resonantes que somos, formamos parte de una gran estructura sonora y vibratoria que enmarca la totalidad de las expresiones de vida. Tenemos una estructura armónica propia, que busca constantemente el equilibrio y armonía. 
Nuestros órganos, nuestras células, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos vibran y por tanto suenan y emiten en una frecuencia de onda sonora que conforma nuestra estructura vibrante personal, que a su vez se interconecta y resuena con las miles de estructuras armónicas resonantes que existen a nuestro alrededor comunicante y configurando un estado de conciencia individual y colectivo.

Las leyes de la armonía vibratoria tienen un solo objetivo que es el equilibrio y la unidad de conciencia. El amor, la vibración del campo magnético terrestre es la base tonal de nuestro mundo y el estado vibratorio de la naturaleza tiene como ha objetivo armonizar la vida en un único misma de conciencia: EL AMOR!
Extraído del blog www.sonidoyvida.com, Eva Julian

Ahora puedo entender esta afición mía de ir a reencontrar mi equilibrio armónico en la naturaleza !!

Desde hace dos años que aplico los sonidos de la naturaleza, que  Eva tan amorosamente ha grabado, ha investigado y ha puesto al alcance de todos, para poder disfrutar de las propiedades terapéuticas de los sonidos de la tierra, cuando no nos es posible ir a la naturaleza personalmente. 
Los sonidos de la naturaleza me  acompañan en mi dia a dia y me ayudan a tener una vida mas saludable,  mas comoda y mas amorosa...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada