jueves, 2 de enero de 2014

Qué es Reiki?



Reiki es una palabra de origen japonés que significa “Energía espiritual vital” y se trata de un método de sanación.

Reiki es una técnica fácil de aprender y muy adecuada para que uno mismo pueda mantener y mejorar su propia salud. Si trabajamos de forma persistente con Reiki, podemos activar eficazmente nuestro poder de autocuración. Reiki es una forma de sanación espiritual.

El trabajo con Reiki es pura sanación espiritual y no exime de ninguna manera la visita al médico. Hay médicos y naturópatas que de forma habitual, se tratan a sí mismos con Reiki  para mantener su salud en forma y así poder prestar con profesionalidad, un mejor servicio a sus pacientes en consulta.

Durante una sesión de Reiki, lo que se consigue es una transmisión de energía vital espiritual. Mediante la transmisión, el terapeuta también recibe y se beneficia de la energía Reiki. De esta forma, el que da Reiki, recibe a su vez también Reiki y no está suministrando su propia energía vital como  ocurre en otro tipo de terapias.

Para aprender Reiki y poder aplicarlo, se precisa de las cuatro iniciaciones tradicionales y de una formación adecuada y correcta. Cuanto mejor sea la formación, más posibilidades tiene el practicante de cuidarse a si mismo y a los demás. Para poder trabajar con Reiki es imprescindible haber cursado el primer nivel en donde se  capacita para  transmitir Reiki de por vida. Aún y así el alumno tiene la posibilidad de ampliar sus conocimientos y aprender nuevas técnicas ya sea mediante los siguientes niveles de Reiki o con la ayuda de las herramientas espirituales aprendidas en el primer nivel.



Quién descubrió Reiki?

Fue el erudito japonés: el dr. Mikao Usui. En aquella época en  Japón lo sobrenatural y las prácticas espirituales estaban de moda. Existían técnicas que debían ser practicadas durante horas, con el fin de almacenar energía vital en el Hara que provenía del entorno, posteriormente esta energía podía ser transmitida a un enfermo tan sólo durante diez minutos. Para obtener resultados óptimos y que esto funcionara debidamente,  se precisaba de un entrenamiento previo de años.

Usui pensó que debería haber un modo mucho más sencillo de transmitir  de forma duradera,  energía vital sin tener que estar,  horas y horas practicando y preparándose. Fue entonces cuando empezó a buscar un nuevo método que no precisara de tal entrenamiento. Con esta técnica debía ser posible sanar cuerpo, espíritu y alma.

Para poder hacer realidad su sueño, Usui estudió todas las tradiciones espirituales que se conocían por aquel entonces en japón. Se hizo monje en budismo esotérico, se relacionó con las enseñanzas del Shindôismo y con  magia japonesa Shugendô. Fue entonces cuando descubrió unos símbolos misteriosos que tenían que ver con su propósito pero que no acababa de saber aplicar. Ninguno de sus maestros espirituales podía o no querían darle información de cómo debía aplicarlos para que estos símbolos hiciesen su función.

Inmerso en este conflicto, Usui encontró en las antiguas escrituras unos textos en que se narraba la existencia de personas que tras subir a una montaña sagrada y practicar ciertos ejercicios, regresaban con nuevas capacidades y una extraordinaria sabiduría. Así pues, subió él mismo a una de esas montañas: el monte Kurama, el cual se encuentra al norte de la antigua capital deKyoto.

No fue hasta el año 1922 cuando tras un periodo de veintiún días de vigilia, meditación y ayuno en el monte Kurama, Usui experimentó lo que se conoce como Satori (término japonés que designa la iluminación en el budismo zen). En ese momento se le aparecieron los seres de luz Kannon y Daynichi Nyorai, los cuales lo iniciaron con su energía y le transmitieron el significado de su simbología. Usui pronto se dio cuenta que esa energía fomentaba procesos vivos y la nombro Reiki.

En los siguientes años, y partiendo de la base adquirida tras la iluminación en el monte Kurama, desarrolló su propio método de sanación ReikiShiki Ryoho. En los últimos cuatro años de vida pudo iniciar a 2000 personas en su sistema y a unos veinte en maestría.

Dos de sus alumnos de maestría más destacados fueron el médico de marina Dr. Hayashi, y Hawayo Takata, una americana de procedencia japonesa. Es a esta última a la que debemos agradecer que esta maravillosa técnica Reiki encontrase el camino a occidente, donde su popularidad todavía sigue creciendo.

Fuente de la publicación: 

El Gran  libro de los símbolos Reiki, Mark Hosak y Walter Lübeck

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada